domingo, 20 de diciembre de 2015

Noa·navidad

Ya, yaa... Que no cumplo con nada de lo que prometo ya, ya, soy consciente, amigos y amigas. Y siento mucho no poder volver. Pero en estas truculentas fechas que se aproximan, ya de forma inevitable e irreversible, he venido viendo la utilidad del blog cada día más irresistible. 
El motivo por el que no he podido escribir ha sido, básicamente, el mismo que me mantuvo fuera también antes de mi entrada anterior: los estudios asedian mi vida. Eso sí, no os voy a engañar, soy muy feliz ahora mismo. Me va bastante bien en la universidad, con mi chico sin peros, me han concedido la nacionalidad española tras casi dos años de espera -¡yey!- y con mi figura... Pues estoy bien, sin mucha variación desde la última vez. Sin embargo, con respecto a esto mismo, tengo cierta preocupación, y de ahí mi presencia hoy aquí -Hola-. 
No sé qué será, si los estudios, si la cercanía de estas fechas borrascosas -"moviditas" me refiero, que de borrascas nada, señores, y ya está bien, a ver cuándo llega el invierno-, la cuestión es que he perdido la motivación, el buen hábito, y no puede ser. Lo peor es que sé hacerlo bien, sé que todo es una cuestión mental: sé lo que está bien, que antes de comer tengo que pararme y pensar qué voy a hacer y para qué. El problema es que me dejo llevar, como lo que no debo -incluye dulces y panes, y grasas, y caca en general-, y tenía que hacer algo para pararlo. Así que, como he dicho, para eso estoy aquí, para intentar ponerle solución.
Algo que también necesita mi atención es que he perdido el hábito de correr. :( Lo más triste es que el reto que me propuse en la anterior entrada -correr tres veces en una semana- lo conseguí. Peeeero... A partir de ahí empezó el agobio y acabó mi vocación de Usain Bolt. Y así, pues no amigos, así no funciona la vida.
Así que para intentar poner remedio a esto, dejo aquí escrita tarea para el próximo día:
  • Pensar antes de comer: ¿tengo hambre? ¿quiero volver a engordar, con todo lo que me ha costado llegar hasta aquí? ¿es mi última cena? -bueno, esto último no lo sabré, pero seré optimista-. 
  • Correr mañana -sí, día electoral, que como yo no puedo votar hasta no tener mi DNI, pues nada, a correr-.
  • Volver al blog para contároslo.
¿Bien? Me gustaría que pudiéseis mandarme una colleja virtual si fallo o no vuelvo. Si no virtual, por mensajero, o algo. Éste va a ser mi concepto de Navidad. Esto, y estudiar, claro -he aquí una chica responsable-.
Me pasaré pronto a veros, prometido. 

Beso, 

Noa.

4 voces:

Marta dijo...

Hola Noa! No le des más vueltas si has caído (en el sentido de no haber cuidado tu alimentación ultimamente) lo importante es que te has dado cuenta y que vas a "levantarte". Son fechas difíciles para las que nos queremos cuidar, pero un poco de esfuerzo marca la diferencia. En cuanto a tus pequeños propósitos están muy bien
-pensar antes de comer, ejercicio que deberíamos hacer todos, tengamos que cambiar de peso o no...
-Correr cada mañana, te admiro, para mi es una asignatura super pendiente,
- volver al blog, iré pasándome por aquí a ver que cuentas.

Mucho ánimo y a ser fuerte en esta época.

Pili dijo...

PLAFFFF!!!

Collejón virtual.

No te lo mando por comer cuando estás nerviosa ni por no ir a correr, es por no escribir en el blog, jeje. Es que nos has abandonado mucho tiempo...

Espero que los estudios te vayan muy bien, ahora mismo es lo principal. Cuidarse un poco también, pero sin obsesionarse. NUNCA te sientas culpable por comer demasiado, es contraproducente y lo sabes. Trátate con cariño, háblate con dulzura y no seas muy dura contigo misma. No vale la pena, no te machaques.

Te tengas unas FELICES FIESTAS, un beso muy grande

Trish Feels dijo...

¡Me paso a desearte feliz navidad y feliz año nuevo!
Espero que te lo pases muy bien cn tus amigos y familia. Y anímate a ir a correr :)
Un beso.

Curvitas dijo...

Ya pasaron las fiestas navideñas, los reyes...
Señorita uruguaya, señorita española, señorita universitaria felizmente ennoviada, si quiere motivación, vuelva; tus seguidores barra compañeros de batalla te necesitamos.
Un abrazo grandote.