jueves, 4 de junio de 2015

Anda, échale dulce

Hola, hermosos.
Espero que lo estéis llevando bien. Yo aquí, que vengo a alegraros el día con uno de mis clásicos dilemas morales de entresemana. Vale, igual no es muy moral ni muy clásico, pero igual alguno de vosotros lo ha tenido alguna vez. Algo que se ha de reflexionar alguna vez en la vida. Y es que:

¿Azúcar o edulcorante artificial?

En serio, ¿no os lo habéis planteado? Yo personalmente llevo tomando edulcorante desde que tengo uso de razón. Mi abuela me alejaba el azúcar como si fuera producto del demonio, pensando que eso era lo peor para una niña rechonchita como yo -rechoncheta, pero monísima ¿eh?-. Y en mi casa el azúcar siempre ha brillado por su ausencia, el edulcorante valía para la leche, para el yogur, para la fruta, para todo. Últimamente he venido pensando en este asunto -así, como hobby-, y me he hecho una pregunta:

¿Cómo de bueno puede ser estar consumiendo durante 20 años un derivado del alquitrán?
De forma automática.
Diariamente.

Porque eso es, por ejemplo, la sacarina: un derivado, nada más ni nada menos, del alquitrán. Un derivado de la calle -literalmente. Qué chispa tengo-. A ver, que no quiero ser fundamentalista tampoco. El aspartamo, por poner un ejemplo, es uno de los aditivos más estudiadios de la historia y su seguridad, dicen, está más que probada. Sin embargo, ya sabéis... Estudios, ratones, cancerígenos, apocalipsis, etc.
No es que vaya yo de naturista y salvadora del mundo, lo que pasa es que últimamente intento más o menos saber qué es lo que ingiero. Ya, que no conseguiré saberlo y controlarlo todo, y que aunque lo intente, voy a seguir metiéndome un montón de mierda sin poder evitarlo; pero el asunto del edulcorante es el que me da más dolor de cabeza. ¿El motivo? Lo que os comenté: 20 años sin parar, en una rave continua de dulce artificial.

Si hay una razón por la que todavía no me he sumergido en el mundo de la sacarosa y abandonado la sacarina sin mirar atrás, es porque el azúcar refinada tampoco es que sea santo de mi devoción. Sin embargo, a veces pienso que no puede ser peor que la sacarina, por una razón: conozco bien las consecuencias del azúcar, sé lo que estoy consumiendo, de dónde viene y adónde va. Con la sacarina no tengo esa certeza. 

No obstante, no me cierro a la hora de buscar otras alternativas, pero soy un poco cateta e ignorante en esta materia. Hay opciones variopintas, como el azúcar moreno, el sirope de agave, la miel, la panela y muchos otros. Por esta última tengo, sin embargo, especial interés. La panela es azúcar integral de caña que se obtiene simplemente a partir de la evaporación de los jugos de la caña -aquí si queréis saber más sobre ella-.


Y vosotros...
¿Con qué soléis endulzar vuestras cosetas?
¿Sois adictos a algún tipo de edulcorante artificial o la vieja blanca?
¿Conocéis la existencia de más alternativas a la hora de endulzar?


Vida personal:
¡Estamos cada día más cerca del alta! Ya le han quitado el drenaje del intestino a mi gordo y le han dicho que en estos días me lo mandan a casa. Qué ganicas de pillarlo y... y... atiborrarlo a comer como si no hubiera mañana. Y es que el pobre chiquillo ha perdido unos nueve kilos en poco más de un mes y ya no hace ni sombra. Eso sí, en dos semanas lo están operando -o eso dicen hoy, mañana nos vendrán con otra cosa-, así que tendré que atiborrarlo a cosas como pescado a la plancha y zanahoria. ¡Así está el panorama!
Pasemos al egocentrismo. Yo voy bien, comiendo en casa de mi suegro un poquito de todo, como la gente normal, ya sabéis. Intento compensar en el resto de comidas: desayuno fruta con yogur y ceno ligero. Además, me mato a caminar cada día. 
Mañana el veredicto de la báscula.


Besos,
Noa.

4 voces:

Amelia dijo...

Yo solamente uso edulcorante para el café con leche de mi casa.
En las cafeterías, azúcar blanco.
En las infusiones, miel.

El azúcar blanco refinado pasa por tantos procesos químicos, que casi prefiero el edulcorante petrolero.
El azúcar moreno barato (el barato), es azúcar blanco teñido, que pueden vender más caro que el blanco, pero sin ser moreno real. Eso lo contaron en un reportaje de televisión que me dejó bastante impactada (qué cara más dura).

La panela es el azúcar más natural, me da la sensación. Si lo encontrara fácilmente, sería mi edulcorante habitual.
Y la stevia también es una pasada, pero la planta, NO las pastillas que han empezado a fabricar.


Qué alegría lo de tu novio. Espero que todo siga como debe seguir y las cosas se vayan poniendo en su sitio.

Un besito.


migordavida dijo...

Yo llevaré tomando sacarina desde los 17 años... ¡y tengo 31! Empecé a tomarla cuando me puse a dieta en serio por primera vez, y cuando fui flaquito seguí tomándola por inercia y hasta hoy que vuelvo a ser gordo XDDDD La miel la empleo para la leche caliente cuando ando tocado de la garganta, y el azúcar en café, té e infusiones cuando estoy fuera de casa.
P.D. Enhorabuena por tu chico, ojalá todo vaya a mejor a la mayor brevedad posible. Muchos ánimos

Esther dijo...

Yo también tomo sacarina... en todo: la leche el yogur natural... me han dicho que pruebe la stevia pero es lo que dice Amelia; para meterme mierda diferente, me meto la mierda de siempre... jajaja (parecemos drogadictos o algo).

EmpressO dijo...

primero, me alegra que tu novio se esté recuperando.

Sobre el azúcar, yo creo que no siempre lo natural es mejor, pero los productos artificiles me dan cierta desconfianza. Antes para mi lo importante era reducir las kcal y confiaba en los científicos que respaldan la seguridad de los nuevos productos (nuevos en el sentido de que no han evolucionado con nosotros y no sabemos bien sus efectos a largo plazo), por eso tomaba aspartame (la sacarina no me gusta). cuando encontré la Splenda (sucralosa) pensaba que era lo mejor porque me gusta su sabor y 0 kcal, ademas de ser casi natural por venir del azúcar (eso publicitan en los comerciales). Ahora pienso muy diferente y sé que por ejemplo, las harinas se convierten en azúcar dentro del cuerpo, por lo que no le hayo sentido tomar café con edulcorante y un trozo de pan/queque/bizcocho, me siento como quien pide el combo agrandado en McDonald's con coca light :/
En casa compro azúcar crudo y miel, cuando corto carbs tomo Stevia en gotas o nevella, que es como Splenda pero con probioticos. Yo optaría por la panela, pero en casa no les gusta por el saborcillo que tiene.
Un besito!