lunes, 9 de marzo de 2015

La nueva moda: "Green Smoothies"

Hola, holita, ¡feliz comienzo de semana! Espero que vuestro finde haya sido tan pecaminoso como el mío jajaja. Vamos, que yo ni lo voy a comentar, porque ha sido normal, y cuando digo normal me refiero a comer normal, sin restricciones de persona que está a dieta, pero sin atracones de persona con ansiedad. Alguna que otra salida con familia y pareja, como ya viene siendo habitual en nosotros. Es curioso que esto de que salimos tanto sólo lo empecé a notar desde que empecé el blog, antes me parecía tan normal que ni le echaba cuentas y mira, resulta que somos adictos a la calle y a la comida jajaja.
Me pesé esta mañana para ver más o menos lo que había ocasionado el fin de semana y me encontré con 700gr. más. No es de extrañar. Pero me veo el viernes ya atisbando un 78, ya veréis. Estoy optimista. ^^ Hoy no ha sido el día más ejemplar del mundo, diréis, mal empezamos. Pues sí, jajaja. He merendado cinco o seis galletas María con miel. Y me comí un puñadito de patatas fritas de bolsa antes de comer. Esos han sido los pecados, pero ahora cenaré una frutica o una rebanadita de pan integral con pavo y mañana seguimos compensando.

Hoy quería hablar de la nueva moda que se mueve entre las famosillas del momento y en cuyos Instagrams podréis ver omnipresentes: los llamados green smoothies, o lo que yo diría en un lenguaje de toda la vida, un batiburrillo de verdura y fruta. Con pajita, eso sí. Si buscáis en el maravilloso mundo de la interner podréis encontrar información a porrón acerca de los beneficios, los nutrientes, que es bueno para hacer deporte luego porque se digiere rápido, gente que hace dietas detox sólo a base de estos batidos y, por supuesto, un sinfín de bondades. Pero no voy a hablar de eso, porque para eso están los demás amigos del mundo de la interner como os he dicho. Voy a hablaros de mi experiencia -para variar-.


Si os soy sincera, yo sólo había escuchado hablar de ellos de refilón, pero nunca me llamó la atención combinar verduras con frutas. La cosa surgió el viernes, cuando vi que parte de una bolsa de espinacas estaban en mi nevera a punto de echarse a perder. Era hora de merendar y no me iba a hacer espinacas con garbanzos, obviamente. De repente me vino la inspiración y acudí a la sabiduría de Google en busca de un green smoothie de esos -como dirían aquí-. Metí las espinacas (un puñado aproximandamente), medio plátano, una manzana pequeña y medio vaso de leche de soja. Añadí un poco de miel para endulzar y a triturar como si no hubiera mañana. He de admitir que estaba sorprendentemente bueno. Me salió un vaso, bastante espesito y riquísimo. Es una buena forma de comer verduras verdes en crudo, yo que en esta época todavía no le estoy dando mucho a las ensaladas. Un truquito bueno para el verano es congelar, por ejemplo, el plátano, de forma que queda fresquito y no queda aguado.
Otro dato sorprendente, llena mucho. Yo al menos me quedo como si me hubiera comido un jabalí, jajaja. Es cierto que dos o tres horas después tienes hambre otra vez, por lo que yo descartaría por completo sustituir la comida o el desayuno por uno de estos. En mi opinión, diría más bien que sirve para media mañana o para merendar si nos da la ansiedad de dulce a esa hora. Es sano, nutritivo, llena y... ¡es dulce! ¿Qué más se puede pedir? Al menos yo estoy contenta con el experimento y os animo a probar.

Recetillas que he probado: aparte de éste que os he comentado -espinacas, plátano, manzana y leche de soja- he probado también cambiar la manzana por una pera conferencia (con piel y todo). Riquísimo también. Además, esta mañana probé a cambiar las espinacas por el brócoli. Igual me pasé con la cantidad de brócoli, ya que hay que tener en cuenta que éste crudo tiene un sabor bastante fuerte. Quedó igualmente bueno.
En este enlace os dejo una imagen con sugerencias por si os interesara probar. La recomendación que haría yo sería que no mezclarais cítricos con las leches de soja. No es buen experimento ese, os lo digo. Por lo demás, a ir probando.

Eso sí, que si queréis ir a la moda del todo lo tenéis que poner en un frasco.
Sin frasco, nada.
Besos.

3 voces:

Kaonnibal dijo...

jajajaja síii yo también los había visto...pero los tengo descartados por que en la Dukan no se puede comer fruta (por lo del azúcar) así que pensé que si en veranito estoy en mi peso podré permitírmelo igual jajaja. Tienen buena pinta y así fresquitos deben de entrar súper bien! Aaah y dudo que la hayas liado más que yo en el finde, ya te lo digo jajaja. Un beso preciosa.

G dijo...

Mmmmm.... interesante. Más que nada por lo de aportar nutrientes al cuerpo pero... por ahora paso =)
Mejor un clásico licuado de frutas y listo =)

Saludos,
G

Trish dijo...

No soy mucho de smoothies, pero he de probarlo algún día. Me guardo la imagen con sugerencias para hacerlos, ahora que se va acercando el verano viene bien algo fresquito de vez en cuando.
Gracias, un beso :)