lunes, 4 de mayo de 2015

Encajar lo bueno

Llevo desaparecida -¿cuánto? lo he tenido que mirar, jajaja- más de una semana. Los motivos no son otros que una visitilla a mi familia en el pueblo. Esto suele significar ningún control sobre la alimentación, aunque sí mucho movimiento, ya que mis padres ahora viven separados y prácticamente tengo que partirme a la mitad para verlos a los dos. Además, mi perrilla va siempre pegada a mí, lo que significa más ejercicio, que pasear con ella es cardio en toda regla.
La trampa mortal de ir a mi casa es el absoluto descontrol que suele haber allí -viven tres hombres juntos, padre, hermano y abuelo, ya os imaginaréis-, pero esta vez me llevé una sorpresa mayúscula. Tanto mi hermano como mi padre están a dieta estricta. Mi hermano en dos meses ha perdido doce kilos -what?!-, además de que ha empezado el gimnasio y está yendo casi todos los días. Mi padre ha perdido siete, pero porque no le queda más remedio que bajar de peso: tiene la tensión altísima y ya no puede beber alcohol, ni café, ni refrescos, ni sal.
Lo que más me ha sorprendido y dejado anonadada es la increíble fuerza de voluntad que está demostrando mi hermano. -¿Habrá influencia femenina detrás? Ojalá, jajaja-. Estamos hablando de un adolescente de 17 años cuya dieta diaria eran pizzas, bollería industrial y pasta, y cuyo único ejercicio eran los 150 m. que le separan del instituto. Ahora se niega a comer porquerías, bebe muchísima agua, va al gimnasio casi cada día y para cenar todas las noches se prepara su bol de ensalada.
Mi casa pasó de ser una trampa mortal a ser el sitio ideal para estar a dieta, y mi hermano de ser un niño sedentario y dejado, a ser un hombre responsable e incluso inspirador para mí. Es un ejemplo de que se puede cambiar y, sobre todo, de que el cambio está en nosotros. No sé qué le ha hecho hacer click, si una chica, si sus amigos con los que va al gimnasio, si sencillamente mirarse al espejo... Sea lo que sea, ojalá sea así para siempre.

¿Qué ha pasado conmigo? Pues que hoy, como buen lunes, he ido a ver los estragos que esta semana más relajada hubieran podido tener en mí y me he encontrado con algo, como poco, increíble: 76,5 kg. ¡¿Hola?! Me he cabreado con la báscula y todo, es que no me lo creía, jajaja. Fui corriendo a por el metro para medirme: había perdido tres centímetros de caderas, otros tres del ombligo bajo y dos de cintura. Lo mejor de todo: no he perdido pecho, jajaja. Así que, señoras:

Ya no tengo sobrepeso
tirí-tirí-tirí

Cierto que no es mi peso oficial, ese llegará el jueves, pero estoy contenta igualmente. El jueves que, por cierto, es mi cumpleaños y lo último que pienso hacer, como os imaginaréis, es cuidarme, jajaja. Ya tengo el viernes reservado para cenar con mi gordo -el día de mi cumple lo mandan a un congreso a Murcia, por segundo año consecutivo el mismo día, y voy a estar solita. :( - y el sábado a festejar con mis amigas. Para que veáis cuál es mi plan de alimentación, tengo ya pensada para el sábado una tarta de Nutella, ese es el plan, jajaja.


Entrada larguísima, ya está bien por hoy.
Gracias por pasar.
Beso,

Noa.

10 voces:

Deport Vida dijo...

Hola!!! Bueno, felicitaciones!!! NAda mejor que cumplir las metas que nos ponemos!!

La verdad es que cuando la familia acompaña y está en el mismo plan que nosotros, se hace mucho mas facil, mucho mas llevadero. Además si un día estamos faltos de voluntad, siempre tenemos un compañero para que nos ayude. Felicitaciones x los logros de tu familia también!!=)

Saludos!!

//ceci

Amelia dijo...

Muchas felicidades, el "tirí-tirí-tirí" me ha llegao al corazón, ja ja ja.

Algún día espero "tirirear" yo también, je je.

Alucinante el cambio de tu hermano. Seguro que se pone yogurín y ya no volverá a engordar. Los chicos se ponen poco, pero cuando lo hacen hay un gran porcentaje que lo consigue (casi más que nosotras).

Un besote.

Maruchi dijo...

Que bonito es el mes de mayo para cumplir años ji ji. Feliz cumple!!!
Jo que cambio el de tu hermano y ya ves es muy fuerte lo que nos.pasa por la cabeza para cambiar nuestros hábitos de vida hacia unos.mas saludables.
Enhorabuena por haber dejado el Sobrepeso estarás encantadisima.
Un besazo

Esther dijo...

Tu hermano ha debido de pasarlo fatal por que ser "el gordo" o "la gorda" es siempre muy duro y me alegro muchísimo de que haya decidido sentirse mejor con él mismo, sea por lo que sea que le dure mucho!!!
Y a tí que decirte!!! Muchas felicidades guaaapa!!! Ya lo tienes, solo falta un poquito!!! Me alegro muchísimoo un beso enorme!

Noa dijo...

¡Gracias! La verdad es que fue una gran ayuda verlos tan puestos, aunque me hubiera ayudado más que hubiesen sido así cuando vivía con ellos, jajaja. No, pero bien por ellos, voy a ser no tan egoísta. ;D

Noa dijo...

Es cierto lo de los chicos, ¿eh? Además de que bajan bastante más rápido que nosotras, cuando se ponen, se ponen a tope. El nene además es guapo-guapo de cara, así que ya si encima se pone fuerte... ¡Se le van a tirar al cuello! Tendré yo que controlar quién se le acerca, que no cualquiera se puede acercar a mi hermanito, jajaja.

Jajaja, pues el tirí-tirí-tirí lo hice delante del espejo ayer, por eso lo puse. Ya mismo te vemos tiririreando a ti también, Amelia. ;)
¡Gracias por pasar!

Noa dijo...

¿Verdad? Me encanta Mayo para cumplir años, el problema es que la mayoría de mis allegados están sufriendo con la alergia y están todos ahí medio llorosos, jajaja.
Pues no sé qué le habrá pasado por la cabeza, si fue sencillamente hartazgo o algo más, pero como hermana mayor estoy orgullosísima, ¡ya te imaginarás!

¡Graciaaas! Ya ves, estoy contentísima, y más porque fue de sorpresa total, no me lo esperaba para nada (parece que estoy recibiendo un Oscar, jajaja)

Gracias por pasar, bonita.

Noa dijo...

Si te digo la verdad, no sé si lo pasaba mal en el cole (yo al menos lo pasé fatal con eso), él es muy reservado. Ademas, que es un niño muy alto -mide 1,92m.- y claro, como que se le notaba menos la gordura. Mas allá de eso, ya te digo, ¡ojalá le dure siempre!
¡Muchas gracias! Ya va quedando menos y estoy súper animada :D
Gracias por comentar, linda.

Alicia Aprendiendo dijo...

Felicidades con adelanto, el mio fue el día 2!!! Y te puedes imaginar que todo lo que comi fueron azúcares, grasas, hidratos y alguna hoja de lechuga jajajaj

has visto, han cambiado de hábitos en el pueblo y madre mía, qué bien les va!

Enhorabuena por el peso, ahora a mantenerlo!!!

Besos, besos

Marggie dijo...

Muchas felicidades!! Alguien muy sabio y muy viejo dijo una vez: debería haber un día al año, que comer tarta sea una bendición y no una maldición y voilà! así llegó el cumpleaños, y por supuesto, celebralo como toca! Y olé por tu peso!