domingo, 26 de abril de 2015

La nueva frente al espejo

¡Ésa voy a ser yo! Y no por los kilitos que voy a perder, que también, si no porque tengo ganitas de hacerme un cambio de look. No me voy a poner rubia ni con el pelo azul -aún-, pero me quiero deshacer ya de mi tan amado como odiado-a-muerte melenón.
Sí, señoras, he sucumbido al encanto de Leti -entre otras-: quiero meter tijera y hacerme un bob de esos. No me lo haré tan corto como ella, sino que me gustaría dejármelo un pelín más largo que la chiquita esta tan mona de la foto.
Me da miedico, no os engañaré.
Hay que tener en cuenta que mi pelo es naturalmente rizado y se va a quedar con cierto volumen, puede que el resultado sea catastrófico y acabe recluyéndome en casa dos meses pero... ¡Estoy tan harta de mi pelo largo! Me llega ya casi a la cintura y sí, qué cuqui, qué guay, pero es que es un trabajazo y un dineral el que me gasto en productos para un pelo que está ya muy hecho polvo.
Hasta hace poco menos de un año estaba en modo negación con respecto a mis rizos. Vamos, que los odiaba a muerte, por lo que me hacía la plancha todos-los-días-del-señor. Durante cinco años. Por mucho protector de calor que le pusiera, os imaginaréis el estropicio. A pesar de que llevo casi un año sin plancharlo, sigue muy estropeado de medios para abajo, así que: ¿solución? Tijeretazo profundo.

Escribiendo todo esto pareciera que me estoy intentando convencer, sí, y es que en el fondo no sabéis el pánico que me da hacérmelo.
Primero, que llevo diez años sin cortarme el pelo de forma certera -más de dos o tres dedos-. ¿Y si acabo pareciendo Champi, el champiñón? ¡Se ha terminado la temporada de gorros! ¿Cómo voy a las bodas/comuniones? ¡¿Me compro una pamela?!
Segundo: tengo que elegir una peluquería al azar. El horror. Dejando ya aparte el asunto de que, en general, si yo les digo que me corten x, las peluqueras siempre entienden x2, ellas por norma me ofrecen alisármelo al terminar. Claro, esto puede quedar divino de la muerte en el momento, pero no se parece en nada a la realidad. Por otro lado, si les digo que me lo dejen rizado, me ponen un kilo de espuma, difusor y hala, despachada. No lo entiendo, con el cuidado que ponen cuando te lo alisan, ¿por qué no pueden arreglártelo un poquito para que quede natural, sin necesidad de parecer que has metido la cabeza en alquitrán? Muchas preguntas sin respuesta...

Pero ya basta. Miremos lo bueno -que si no acabaré rajándome-.

Tengo muchas ganas de ver un cambio, que ya me aburre el espejo. Y como carezco de presupuesto para renovar el armario -se aceptan donaciones-, ¡qué mejor que un pelo bonito para empezar! Una persona con un cabello bien cuidado, es una persona que llama la atención. En el buen sentido. ^^

Conclusión: Que tengo ganas de verme guapa, hombre ya.


Vaya rollazo capilar que os acabo de meter, jajaja.
¿Vosotras qué decís? ¿Os gusta el estilo Leti y demás?


Gracias por leer y comentar, sois todo amor.
Besos,
Noa.

8 voces:

Kaonnibal dijo...

Me encanta no, lo siguiente... pero es lo que tu dices esa chica lleva en la pelu una hora para conseguir ese pelo para la foto jajaja. A mi me pasa que tengo el pelo ondulado. La suerte es que puedo alisarlo o rizarlo y me queda bien... pero tengo tantísimo pelo que mi forma natural es muy parecida a Simba desmelenao. Así que bueno... también he estado tirando mucho mucho de plancha aunque ahora lo tengo bastante sano. Hace 2 años me lo corté muy muy corto y la verdad es que es super cómodo... yo nunca tengo miedo de cortármelo mucho... ahora lo llevo larguito (no tanto como tu) pero sé lo que dices, por que por la cantidad que tengo es un trabajazo cada día...

Amelia dijo...

Cómo te comprendo... a mí me da pavor cortarme el pelo. Durante diez años lo tuve largo y me lo corté a lo bob. Los rizos me jodieron la marrana. De esto hace 25 años, ya no me lo he vuelto a cortar. Lo que pasa es que yo no me lo plancho, lo dejo secar al aire y lo tengo muy sanote. Ahora he descubierto los aceites para las puntas y estoy feliz de la vida.

Con 48 años tal vez no debería llevar el pelo largo. Pero una vez leí que una mujer debe llevarlo largo hasta que se sienta bien, y la verdad, me importa un huevo lo que piensen los demás. A mí todavía me gusta mi aspecto con pelo melenón.

Que es verdad que a menudo me tientan las tijeras...

Ojalá salgas contenta de la pelu, ya nos enseñarás foto... igual me animo y todo, ja ja ja.

Besotes.

Alicia Aprendiendo dijo...

Pues yo me lo corté hace 15 días. También lo tenía bastante largo, pero mi hermana, que trabaja en sector cosmético/peluquería, me dijo que ya iba siendo hora de modernizarme y que mi corte ya estaba más que pasado de moda (en pico y hasta la cintura) Que lo más era ahora recto, asi que una mamá del cole, que está aprenido peluquería, pues ha sido quien me lo ha cortado.

Desde el verano del 2012 que me lo rapé al 3, si , si como lees, Ahora me encuentro genial con el corte.

Besos

Deport Vida dijo...

Hola!! Estoy empezando un blog sobre mi camino a un peso sano. Me gusta mucho tu blog y todo lo q lograste! Te espero por el mio!

Saludos!!

Noa dijo...

Echo de menos la comodidad, que ahora sufro de incertidumbre cada vez que me lo lavo: dios sabe cómo quedará al final jajaja.
Es lo bueno del pelo ondulado, que lo puedes modular como tú quieras. Con el rizado como el mío puedes dejarlo a su bola y rezar porque no lo dé por parecerse a Tina Turner, jajaja.
Gracias por pasar. :D

Noa dijo...

Con 48, con 28, y con 78, cada una lleva el pelo como mejor le plazca, ¡claro que sí! Sí que es verdad que rizado es mejor largo, para no parecer un chupachups.
A mí al final mi madre me convencido, que tengo el pelo "divino" y que ni se me ocurra cortármelo, con lo que me ha costado dejármelo crecer... Maldita sea su influencia, jajaja.
Gracias por comentar, otro beso.

Noa dijo...

¡Madre mía! ¿Te lo rapaste, así por las buenas? ¡Qué valor! Yo al final acabaré cortándomelo un poco, pero como le decía a Amelia, mi señora madre ha conseguido que cambie de opinión y que acabe por no cortármelo. La próxima vez tengo que decirle que venga ella a peinarme si tanto le gusta, jajaja.
Gracias por el comentario, Alicia. Besos.

Noa dijo...

¡Hola! Muchas gracias, ya me he pasado y seguiré leyéndote. Llevar esto en compañía es mucho mejor. ;)