lunes, 13 de abril de 2015

Quería que el día fuera bien

Y no. Hay días en los que no sirve luchar contra la corriente y hoy es un de ellos. Después de un fin de semana relajado y sin mucha restricción -en lo que a caprichos se refiere-, me pareció buena idea fijar el lunes como día de la resurrección de mis buenos hábitos. ¡Qué os voy a contar que no sepáis! Quería levantarme temprano, hacer limpieza, salir a ver el sol, beber mucha agua y comer bien. 
Sin embargo, ya en lo que preparaba la menestra de verduras y los filetes de pavo me iba dando cuenta de que me empezaba a entrar el ansiedad por comer. Lo intenté subsanar con un puñado de almendras. Nada, no había caso. Un poquito de pan, bueno, acabé sobrellevándolo.
El problema llegó por la tarde en forma de atracón
No sé qué me ha pasado. Acabé vomitando y todavía sigo preguntándome por qué. No sabéis lo que deseo ponerme buena ya y dejar esta enfermedad atrás de una puñetera vez, pero soy plenamente consciente de que las recaídas son necesarias y que me llevará todavía años llegar a hacer vida totalmente normal. ¿Me gusta? No. Lo detesto. Pero es parte del proceso. En lo que llevamos de año he vomitado tres veces, y quiero pensar que estoy mejor. Estoy mejor, pero hoy no voy a acabar de verlo claro. Necesito descansar y mañana cuidarme de no pisar con el pie izquierdo al levantarme. 


Besos,
Noa.

5 voces:

Kaonnibal dijo...

Hola Noa! He echado de menos leerte pero parece que he escogido un día chungo para volver! Tienes ayuda profesional por tu TCA? Recaer es normal, pero igual si intentas usar alguna estrategia como salir de casa o yo qué sé... a mi me funcionaba... espero que al menos explicárnoslo te sirva para ser más consciente de ello y no dejarte llevar! Muchos ánimos!!

Noa dijo...

Pues tuve durante un tiempo, pero salía muy desanimada y la verdad, tenía la sensación de que a mi psicóloga le importaba bastante poco. Ahora mismo procuro no callarme nada, si vomito, lo cuento aquí y se lo cuento a mi novio, así veo muy bien reflejado lo que hago y lo mal que está.
Yaaa, yo tengo también mis truquetes, ducharme, salir, limpiar... Pero ayer me pilló por banda. Hoy ya estoy mejor, con mucho más ánimo. Gracias por pasarte, guapa. :)

Trish dijo...

Yo también creo que las recaídas son necesarias para avanzar y es bueno que no sea algo a lo que recurras habitualmente, eso significa que estás mejorando. No te preocupes por este bache y sigue adelante.
Un beso :)

Alicia Aprendiendo dijo...

Ánimo Noa, no estás sola y tiene a mucha gente que te quiere.

Ya sabes lo que te conté una vez, si la psicóloga no te gustó pues hay profesionales de la nutrición-alimentación que estarán encantados de luchar a tu lado y yo contigo.

La enfermedad se supera y tu podrás porque te quieres mucho.

Pues ya está a seguir adelante
Buscando cosas que te motiven a seguir feliz, bien y positiva.

Y no creas que eres la única que te das atracones ;-)

Un abrazo bien fuerteeeeeee

Alicia Aprendiendo dijo...

Noa, si quieres me mandas un email a aprendiendoacomermejor@gmail.com y te paso mis pautas mientras decides si vas a un profesional de la nutrición-alimentación.