lunes, 20 de abril de 2015

Rectifico

¿Os acordáis que os contaba que había dejado el deporte un poco de lado? Bueno, hoy puedo decir, sin temor a equivocarme, que ya no, que las agujetas que sufro en este instante son prueba de delito, jajaja. Y es que vaya fin de semana deportivo nos hemos montado. En realidad, era deporte para mí, porque mi novio prácticamente ni se cansó, pero ¿y lo bien que se lo pasó viéndome sufrir? ¡Pues eso! 

El sábado cogimos las bicis y nos fuimos a un pueblo que hay a 10 km. de aquí. Es curioso, porque antes nos quedábamos a mitad de camino en un río y volvíamos, pero el otro día me supo muy a poco y seguimos hasta el pueblo los tres kilómetros que nos quedaban. Una ruta preciosa, y tuve que admitir a mi gordo que la bici fue el mejor regalo que me habían hecho -me la regaló el-. Vale, el resto del día estuve hecha polvo. Comimos -con ganas-, paseamos y nos quedamos fritos.

Al día siguiente vuelta a la carga. ¿Recordáis esa lugar de Granada donde os dije que mi novio subía con la bici, a unos mil metros de altitud? Pues allí fuimos, pero andando. Más de una hora de subida continua, vas hecho polvo, pero cuando llegas te encuentras con esto que se ve en la foto.
El Llano de la Perdiz, Granada.
Y vale la pena, valen la pena las agujetas de hoy. Es un privilegio vivir en Granada, poder hacer una ruta como esta, y sentarte a leer con esas vistas, tranquilamente, respirando aire puro.
Mañana quiero salir a correr once again, ahora que parece que he cogido un pelín de fondo. No mucho, ¿eh? Lo normal para seguir ahogándome, pero menos, jajaja.
Me he pesado rigorosamente como hago todos los lunes para ver los estragos del fin de semana y... ¡Sigo viendo el 77! Doscientos gramillos más, 77,9 kg., pero muy bien igualmente.
El viernes lo tengo superado seguro. ^^
Que ya llega el veranito y estaremos todas buenas para el bañador, jajaja.
Gracias por leer.
Besos,
Noa.

10 voces:

Amelia dijo...

Las agujetas. El único dolor agradable del mundo, ja ja ja. (Bueno, el parir también, pero es otro tema).

Ojalá el veranito nos pille tan buenas como dices. Ainsss, en mi caso no sé, no sé...

Besotes

Maruchi dijo...

La sensanción de sentirte bien después de hacer ejercicio es genial. Y si gozas de buenas vistas pues mejor que mejor.
Me gusta que te sientas bien.
Un besazo.

Noa dijo...

Lo bueno tanto de parir como de las agujetas es que en ambos casos se recibe una buena recompensa... Bueno, de parir seguro, de lo otro teóricamente, todavía está por ver jajaja.

Que sí, mujer, ¡seamos positivas! :D

Noa dijo...

Ya te digo, el esfuerzo que vas haciendo por el camino se siente totalmente recompensado, ¡y así sí que se va a gusto!
¡Gracias por pasar! ^^

kilosaprueba dijo...

Que vistas más chulas, así merece la pena tener agujetas 3 días jeje. Ánimo con el correr que es muy sacrificado pero al final te acaba dando mucho. Nos vamos siguiendo guapa, un beso

Fear Factory dijo...

Qué preciosidad de sitio !! Ya quisiera yo q mi novio me acompañase a hacer rutillas :(

Marggie D dijo...

He encontrado hoy tu blog, y me ha motivado mucho, al igual que tú parto de la misma idea, no pretendo ponerme demasiadas pautas, ni empezar la dieta, como morir de hambre en 21 días, sino comportarme junto a mi cuerpo y no contra él. Me alegro de haberte encontrado la verdad, me ha venido muy bien ver que las cosas se pueden hacer de muchas maneras, y que solo hay que encontrar la tuya.
Un saludo.

Noa dijo...

A ver si me pongo ya de verdad, que esto está pasando de castaño a oscuro jajaja. Gracias por pasar, un beso. :*

Noa dijo...

Pues nena, a convencerlo, que anda que no se va a gusto en compañía. Gracias por pasar. ^^

Noa dijo...

Yo sigo creyendo que no es necesario prescindir de ningún grupo alimenticio para adelgazar. Controlar las cantidades, ser coherente y, sobre todo, muy constante. Para esto último un diario o un blog, en este caso, son muy útiles.
Me alegro de que te haya gustado el blog y mucho más de haberte motivado. :)